¿Qué se puede imprimir en 3D?

¿Qué se puede imprimir en 3D?

La impresión 3D se ha convertido en una técnica transversal a todos los aspectos de la sociedad. Ante las constantes noticias sobre novedades en el mundo de la impresión, probablemente te preguntes qué es exactamente lo que se puede imprimir con esta revolucionaria tecnología.

A continuación, te explicamos las limitaciones que tiene la impresión 3D, y algunas de las cosas más sorprendentes que pueden imprimirse.

Platos con buena impresión.

Una de las creaciones más sorprendentes que se pueden imprimir es comida. Sí, COMIDA. No de juguete, no de decoración, sino alimentos que puedes masticar, tragar y digerir.

Lo cierto es que para ello hacen falta equipos y materiales especiales (lógicamente), pero ya es una realidad.

Es más, actualmente incluso se puede cocinar e imprimir la comida en el mismo equipo, con conexión a internet para seleccionar recetas y que la comida esté lista para cuando sea nuestra hora de comer. ¡Para chuparse los dedos!

 

El corazón de la vanguardia.


Sin duda uno de los avances médicos más relevantes de los últimos tiempos ha sido conseguir imprimir órganos funcionales para ser trasplantados.

Las llamadas “bioimpresoras” usan células humanas a modo de tinta para formar tejidos y órganos. Primero crean una base de hidrogel sobre el que se imprimen las células humanas, y después el hidrogel desaparece (es biodegradable) para dar paso a que las propias células humanas sean las que se reproduzcan y conformen íntegramente el producto final.

No todos los órganos son igual de fáciles de imprimir, o incluso posibles. Del corazón solo pueden imprimirse algunas zonas, y el cerebro sigue siendo ese gran desconocido también en este campo.

 

¡La impresión 3D nunca estuvo tan viva!

Creaciones de altura.

Si eres de los que piensa que la impresión 3D está muy limitada por el tamaño de las impresiones, espero que este apartado te haga cambiar de opinión: una de las posibilidades de la impresión 3D es imprimir EDIFICIOS ENTEROS.

Las impresoras destinadas a este campo imprimen el cemento en la proporción adecuada para no hacer uso de ladrillos ni generar los típicos y numerosos residuos de la construcción. Para el proyecto de la sala de reuniones del hotel Slaapfabriek (Teuge, Holanda), mostrado en la imagen anterior, se calculó un ahorro del 40% en la emisión de CO2 y en un 75% la reducción de residuos de construcción.

Además, los tiempos son mucho menores que los que maneja la construcción típica, los materiales mucho más sostenibles, y los costes también disminuyen (lo cual casi ninguna categoría de este post puede presumir de ello a fecha de hoy).

¿Quién sabe si en unos años nos olvidaremos de las obras faraónicas que se construyen para un evento específico y acaban en el abandono absoluto, y crearemos edificios biodegradables destinados para este fin? Quizás estamos muy cerca de esto… y mucho más.

Al son del inyector

Una familia de objetos sencilla de construir y que aporta mucho a muchos son los instrumentos musicales.

 

Estos no requieren ni materiales ni equipos especiales, si bien es cierto que no todos presentan la misma complejidad y que algunos requieren algún material añadido (como las cuerdas).

Maracas, flautas, guitarras, ukeleles, guitarras, violines, baterías… ¡Únete a la fiesta!

Imprimir para centrifugar, planchar, asar…

Tal vez el título de esta sección te haya dejado perplejo. Significa, ni más ni menos, que la impresión 3D permite imprimir repuestos para todo tipo de electrodoméstico.

 

Impresión de piezas de repuestos

La obsolescencia programada es un término con el que lamentablemente nos hemos tenido que familiarizar en los últimos años. La vida útil de los equipos se ha visto reducida mucho, y aquí la impresión 3D tiene bastante que aportar.

Los repuestos buscados no tienen por qué ser demasiado complejos: la tapa del mando a distancia, una pequeña válvula de plástico, una bisagra…

Desde la página de MyMiniFactory se pueden descargar por categorías y tienen una gran cantidad de repuestos. Alargando la vida útil de los electrodomésticos, cuidamos el medioambiente.

Todo en marcha, y en automático

Y es que la impresión 3D también cambiará el mundo de la automoción. Actualmente ya es posible imprimir vehículos en 3D, haciendo más sostenible a una industria que siempre está en el punto de mira de la lucha contra la contaminación.

Los fabricantes más punteros del mundo no solo pretenden con ello vender coches a un precio más competitivo, sino abrazar la industria 4.0 mediante el I+D en sostenibilidad y nuevos materiales.

44 horas tardó Local Motors en construir el primer coche en 3D en la Feria de Tecnologías Inteligentes de Fabricación en 2014. Dos años más tarde, estaba disponible el primer modelo comercial. ¿Podremos en menos de 10 años comprar un vehículo totalmente customizable en apenas unos días? Calienten motores…

Básicamente: lo que te imagines llegará

Las secciones anteriores son solo un conjunto de ejemplos de las maravillas que el 3D permite. Lo cierto es que todo parece indicar que en cuestión del medio plazo todo puede ser posible. Principalmente la limitación actual de las técnicas más vanguardistas son los altos costes del producto final frente a su homónimo ‘clásico’, pero esto no es nada fuera de lo normal.

Productos que hace pocas décadas parecían creaciones de ciencia ficción o ideados por y para la NASA, como los módulos fotovoltaicos, ahora están más que democratizados.

Por otro lado, quizás estás leyendo este post por curiosidad, pero lo que realmente quieres es imprimir algún objeto sencillo a mínimo coste. No te preocupes, utiliza nuestro servicio de impresión 3D online, o contacta con nosotros.

De momento no imprimimos edificios ni pulmones, pero tiempo al tiempo… 😉

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *